Connect with us

Hi, what are you looking for?

Sotto Voce

La secretaria víctima de la interna del Frente

Mientras el intendente intenta tejer alianzas con miras al 2023, la tensión interna no puede disimularse. ¿Cómo? Shhhh Sotto Voce.

Después de hacerse públicas las denuncias de Carolina Labayru por presuntos hechos de corrupción e irregularidades que se habría encontrado al asumir en la Secretaría de Control, todavía siguen los coletazos dentro de los organismos que tiene bajo su área. Si bien la defensa fue acérrima por parte de los referentes del oficialismo, por lo bajo algunos mencionaron que este tipo de frase suelta en una comisión del Concejo Municipal, y con ediles opositores, exhibió parte de la inexperiencia de la funcionaria en la arena movediza de la política. Aunque se le reconoce compromiso e hiperactividad en su tarea, sus dichos tensaron la relación con el gremio en tiempos donde el intendente intenta tejer alianzas con miras al 2023.

Con idas y vueltas sobre lo que habría dicho Labayru en la Comisión de Control, Convivencia y Seguridad Ciudadana que sesionó en su propia secretaría, el trascendido explotó en los medios y luego fue imposible parar la bola de nieve e inútil intentar negar lo que dijo (aunque no lo denunció ni judicial ni administrativamente). Hasta se sugirió una inexistente prohibición de ingreso de asesores y de tomar registro de dicho encuentro, algo desmentido inmediatamente por los presentes. Paradójicamente, los posteriores carteles fijados en la Dirección General de Tránsito que expusieron la figura de la titular de Control le permitieron sobrellevar la semana recibiendo la solidaridad de todo el arco político. El pedido de informe que exigieron en el Concejo sobre sus dichos mutó hacia un más que atendible repudio por las agresiones recibidas señalándola como “Persona No Grata”. La pregunta es: ¿por qué apuntaron contra ella?.

Los trascendidos publicados en la prensa fueron un punto de no retorno en una relación que nació con mucha desconfianza y que se estaban intentando recomponer: se menciona que hubo una reunión de acercamiento unos días antes del polémico encuentro con los concejales donde la propia funcionaria dialogó con los referentes de las reparticiones de Control para coordinar operativos e intentar solucionar la falta de herramientas de trabajo reclamada hace meses por los inspectores. La laboriosa tregua se echó por la borda a las pocas horas, aunque parece que los protagonistas estarían disputando una contienda que no es suya.

Según versiones, los soldados presentes en esta guerra estarían siendo víctimas de la propia interna del Frente Progresista. Varias voces argumentan que la intención inicial del equipo de Javkin habría sido quitarse de encima a todos los directores de los equipos a cargo de la Secretaría de Control que tengan alguna simpatía con el socialismo. El punto más alto fue eliminar la Guardia Urbana Municipal (manufactura de Miguel Lifschitz) y crear el área Proximidad, la cual es catalogada socarronamente como la “GUM de azul”. Claro que las funciones que les competen a los flamantes “azulados” son casi calcadas a las que históricamente hicieron los inspectores de tránsito. Casualidades o no, uno de los pocos directores con experiencia (y que se mantuvo de las gestiones anteriores) es quien está a cargo de Tránsito, quien se encontraba de vacaciones en la semana de las denuncias y los afiches aunque (sin esta información) exfuncionarios lo intentaron involucrar.

Lo que se habría transformado por estos días son las broncas: lejos de apuntar contra una persona, un grupo de trabajadores estaría pidiendo que diriman la interna sin involucrarlos a ellos: “no tenemos nada contra Carolina, acá se nos metió en un quilombo que tiene esta gestión con la anterior y al final cada uno mete su gente y sus grúas. Que se arreglen entre ellos y no nos jodan”, se escuchó decir a uno de los referentes. En el mientras tanto parece que el intendente tomó nota y se habría comunicado con el secretario general del sindicato municipal para preguntarle qué le hace falta y no para pedirle ninguna explicación

Comentarios
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar

Actualidad

La iniciativa es del edil Aldo Pedro Poy. Propone una integración socio urbana de una zona de la ciudad postergada.

Policiales

El centro de entrenamiento blanco de balacera se encuentra en Lozzia al 6300, en la zona sur de la ciudad. También atacaron una casa...

Actualidad

"La ciudad debe ser planificada como una parte integrante de la zona Metropolitana del Gran Rosario", expresó la concejala Silvana Teisa, autora del proyecto.

Actualidad

La víctima tenía 25 años y fue atacada a balazos en avenida Sabín al 200.

Versión Rosario. Nuestra mirada. Nuestra región. Dorrego 972, piso 2. Rosario, Argentina. Teléfono: +54(0341)2986931.